domingo, 13 de marzo de 2011

LA COMUNICACIÓN EN EL SALON DE CLASES



Se pudiera decir que la persona que está al frente a un grupo tiene como objetivo promover procesos de enseñanza-aprendizaje mediante el diálogo, o bien, comunicación.
El aula es el lugar donde se dan relaciones intrapersonales (el maestro habla el alumno escucha), interpersonales (ambos se comunican) y grupales (se da una comunicación colectiva de participación), aquí es donde se propicia el diálogo, aunque a veces nos encontremos con conflictos.
La necesidad de la comunicación y el manejo de los conflictos
Como se comentó anteriormente, es en el salón de clases donde se dan los procesos de intercambio de información entre profesor-alumno y alumnos-alumnos, todo esto con el objetivo de que se de las relaciones personales y el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Es de suma importancia la comunicación que debe de existir entre docente y alumno al momento de que surgen conflictos o al intercambiar información. La comunicación en sí, es más que el docente hablando y el alumno oyendo, ése es un modelo de enseñanza tradicionalista, obsoleto. En sí, es el simple intercambio de ideas entre individuos.
Haciendo referencia a lo anterior, la manera en que nos expresamos y cómo dirigimos el mensaje, se dan dos significados: el que es directo dado por las palabras y el meta comunicativo, que hace referencia al tono de voz, las posiciones del cuerpo, las palabras que usa y hasta los gestos, expresando con ello diferentes mensajes o doble mensajes.
El primer principio de la comunicación es en el que las personas responden a lo que pensaron que dijo la otra persona, no necesariamente a lo que el interlocutor quiso expresar.
De esta manera, el paso más importante para comunicarse para comunicarse con los alumnos es escuchar (prestar atención, ser perceptivo y sensible para captar los sentimientos del alumno) lo que el estudiante está diciéndonos. Por eso, los educandos deben prestar de igual manera atención a lo que el docente dice, pedir que aclare los conceptos, maneras de expresarse y las actitudes que pueda tener para poder entenderse y convivir adecuadamente. 
Un punto importante al momento de impartir clases es que tanto docentes como alumnos usen el parafraseo, este consiste en que durante la participación tanto de docente como educandos, respondan a lo que escucharon, resumiendo lo que el otro dijo. Si lo que él está diciendo (resumiendo los datos) está equivocado, se indica que la información se malinterpretó y debe de volver a ser explicado. Y este proceso continua hasta que el hablante está de acuerdo con el mensaje que recibió de la otra persona.


Algunas de las ventajas de parafrasear son:
*Las personas deben de prestar más atención a los demás, ya que deben parafrasear antes de hablar.
* Aprender a ser cuidadosos y claros en la manera de comunicarse, y a oír como interpretan las personas sus mensajes.
La clave para una relación comunicativa buena entre docente-educando es poder decir por qué se siente perturbado en una circunstancia en particular y de quién es el problema. Para esto el profesor debe preguntarse de quién es el problema (suyo o del alumno). Si el problema es del alumno, éste debe volverse un consejero alguien que ayude al alumno a encontrar su propia solución. Es importante hacer hincapié en que el docente no debe hacer suyo el problema, debido a que si esto ocurre él tendrá que hacerse responsable de encontrar junto con el estudiante la solución a dicho problema.
1) Cuando el problema es del maestro.

Los alumnos en general pero tratándose aún más en edad preescolar perciben todo y como bien se comenta “no es cierto que al entrar al salón de clases, se deja todo afuera”, los gestos, el ánimo y demás son transmitidos a los alumnos, lo recomendable es que el docente haga saber su situación, malestar, etcétera para que los niños asimilen la situación en la que se encuentra el docente y así poder entender que si responde de cierta forma no es por mal trato hacia ellos, sino que, la situación que rodea al maestro no favorece su ambiente para poder comunicarse correctamente.
Cuando el problema es del alumno, me refiero a que si el docente no se siente perturbado por alguna situación que impida de cierta forma dar su clase normal y éste  observa al niño haciendo dibujos, coloreando cosas que no van acorde con la clase, agachado recostado sobre la mesa o perturbando el ambiente con ruidos y demás,  el docente tiene que investigar, indagar cuál es el problema que tiene el niño, si es falta de interés  o algún problema emocional que no deje que ponga la debida atención a la clase, lo principal es ser empático en la situación que se presente para llegar a una solución.
El escuchar con empatía a alguien tiene varios componentes:
1. Se deben de bloquear estímulos externos
2. Poner especial atención tanto a los mensajes verbales como no verbales.
3. Saber diferenciar entre contenidos intelectuales y emocionales del mensaje.
4. Hacer una pequeña conclusión con respecto a los sentimientos del que está hablando.
Si como bien comentamos, el problema es del alumno el docente debe confrontar y no ser consejero, claro en caso de que la perturbación sea de manera física, algunos consejos de cómo manejar éstos tipos de conflictos son:
1.    Mensaje en primera persona. Es decir directamente, de manera calmada y con energía para darle un mensaje al alumno que debe cambiar su conducta.
2.   Disciplina asertiva. Los docentes son asertivos cuando tienen bien claros sus metas y las siguen, haciéndose cargo de las consecuencias que éstas tengan.
3.   Asertividad real. Muy al contrario de las respuestas hostiles o pasivas, una respuesta con asertividad hace saber al estudiante que nos importa que una mala conducta persista.
Existen tres métodos para resolver conflictos entre docentes y alumnos:
1.     Consiste en que el maestro de la solución. Esto solamente en una emergencia.
2.    El maestro ceda a las demandas del estudiante, éste es de pensarse porque implica que el maestro puede ser convencido por los argumentos de los alumnos y él mismo sea movido de su posición inicial.

En estos dos métodos anteriores tanto maestro como alumno no ceden del todo y el problema queda latente.

3.     Método sin derrota. En este caso tanto las posiciones del estudiante como las del maestro son tomadas en cuenta en la solución. No se espera que alguien ceda en su totalidad, pero ambos mantienen respeto por sí mismos y por su interlocutor.
Todo ello nos lleva a ubicar el papel importante del lenguaje en el proceso educativo. Ese es un mediador en las relaciones que se dan en el salón de clases; en su uso se concretan muchas determinaciones de los procesos, tanto escolares como extraescolares que inciden en el aula. Por eso reitero que la situación educativa es también comunicativa, ya que se apoya en gran medida del uso socio-comunicativo del lenguaje con fines pedagógicos.
Según  Wilkinson, los supuestos del enfoque sociolingüístico aplicado al ámbito educativo:
1. La interacción en las actividades del salón de clases requiere competencia estructural (lingüística) y funcional (comunicativa o interaccional). Para participar en el salón de clases los estudiantes deben conocer académicamente las materias y además saber expresar, manifestar su conocimiento. Deben saber con quién, cuándo, y dónde pueden hablar y actuar, interpretando las reglas implícitas en el salón de clases.
2. El salón de clases es un contexto comunicativo único. La competencia que se requiere es específica, aunque a veces se proyectan elementos de otros contextos (laboral, hogar, compañerismo, etcétera). Muchos intercambios comunicativos entre maestros y estudiantes en el salón de clases están estructurados para facilitar a los alumnos la adquisición de información académica, por ello los intercambios son más restringidos y la evaluación se hace en este contexto. (Gran problema, porque los alumnos piensan que el profesor quiere que se repita como el lo dijo, y ellos lo dicen con sus palabras).

El lenguaje utilizado por los docentes debe cumplir funciones específicas en la enseñanza y en la dirección de la clase. Esto nos permite conocer las relaciones de autoridad, los procesos ideológicos involucrados y el denominado currículum oculto.
En los mensajes que los maestros transmiten a los alumnos hay funciones meta-comunicativas (es decir aquellas que nos permiten conocer y evaluar las acciones de comunicación que lleva a cabo el docente o el alumno), las cuales son básicas para la interacción. Estas nos sirven para organizar la transmisión del conocimiento y para transmitir una concepción de como se debe transmitir.
La comprensión de las conversaciones en el salón de clase depende del conocimiento sobre el contexto y la cultura de la clase, de las convenciones y significados que se hayan creado en cada situación particular.
En lo particular y en base a mi experiencia, me he dado cuenta que el saber cómo comunicarnos es de suma importancia, ya que como se comenta anteriormente los alumnos son receptores de todo lo que uno como docente transmite, por ejemplo: si una mañana llegamos con un dolor de cabeza insoportable, lo único que queremos es que estén en silencio trabajando, contestamos de mala gana, etcétera, lo más prudente es decirle a los niños que uno se siente mal que la cabeza nos duele y darles la explicación y decirles serenamente.- Niños, fíjense que me duele mucho la cabeza, ¿a quién de ustedes les ha dolido la cabeza? ¿Cómo se sienten cuando les duele?; ¡ah! Pues a mí ahorita me hace ¡boom, boom, boom! Por dentro, por eso les pido que hablen como en secreto, en voz muy bajita para que mi cabeza pueda dejar de  hacerme así, ¿me ayudan?
En lo personal me ha funcionado, tal vez porque se trata de niños en edad preescolar que de cierta forma son más empáticos con uno como docente

3 comentarios:

  1. En lo personal considero muy importante el parafraseo en la etapa preescolar, eso les ayuda indirectamente a aumentar su vocabulario, primero conocen el término más elevado y parafraseando lo entienden en su nivel, no obstante, sigue teniendo validez encualquier etapa, ustedes ¿qué creen?

    ResponderEliminar
  2. yo estoy de acuerdo con usted, en la etapa preescolar es muy importante el parafraseo sobre todo por que en esa etapa algunos terminos pueden ser complejos para los niños, en cambio al parafrasear, auque utilices palabras m{as sencillas, igual pueden aprender pero de manera más facíl y dinámina para ellos..

    ResponderEliminar
  3. muy bonito blog... felicidades, me encanto.

    ResponderEliminar